Invernadero y aceite de oliva en limone del garda

Invernadero y aceite de oliva en Limone del Garda

Invernadero y aceite de oliva en Limone del Garda Comune di Limone

Limone del Garda  surge  en un estrecho enclave protegido por altas paredes rocosas al norte del Lago de Garda. Antigüamente basaba su economía en la pesca y en el cultivo de olivos y limones  (es el lugar más septentrional donde se pueden encontrar cultivos de cítricos).  Todavía hoy encontramos huellas de esta economía agricola en los  pilares y los grandes muros de los limonaie,  los característicos jardines donde se cultivan limones, y en el pictoresco puerto de pescadores.

Situada en el centro histórico de Limone, con una  espléndida ubicación, la Limonaia del Castel es uno de los más antiguos y característicos jardines de cítricos del Garda,  donde la tipología y la arquitectura están bien conservados. De origen settecentesca, la Limonaia del Castel fue recuperada por la administración municipal de Limone  que la adquirió en 1995 con el intento de  proteger y valorar el patrimonio cultural, que el hombre ha creado con su trabajo y que ha transformado y caracterizado el paisaje ambiental del lugar.

Precioso documento histórico y  atracción  turística, la Limonaia del Castel, está adosada a las paredes de roca del Monte Sughera  y es un estupendo ejemplo de  bancales que ofrece su escenográfica arquitectura  de paredes y  pilares  al método de cultivo de  los cítricos. Fácilmente accesible,  delante de la orilla del lago y la vie Orti y Castello,  cuenta con un centro didáctico-museal permanente, situado en una antigua  "caseta"  donde se guardaban las herramientas. La limonaia  está dentro del parque de Villa Boghi, palacio señorial del novecento  y hoy sede del Comune de Limone.  Detrás del jardín se ha organizado un área expositiva con paneles con la historia y las  características de los cítricos.

El aceite,  otro producto típico de Limone del Garda –  como en el resto del territorio del Lago de Garda -  tiene particulares cualidades organolépticas debidas al clima, al terreno y a la variedad de las plantas. Particular atención se presta a los momentos de recogida y producción de las aceitunas: la primera se hace  exclusivamente a mano, utilizando largas escaleras de peldaños, mientras que  la extracción se realiza en frío, según una antigua tradición, con dos pesadas moles de granito.

Síganos en nuestras redes sociales