Carretera de la orilla del lago de gardone riviera

Carretera de la orilla del lago de Gardone Riviera

Carretera de la orilla del lago de Gardone Riviera Veronesi

La carretera  de la orilla del lago de Gardone Riviera, un espléndido paseo por el lago , llena de adelfas, naranjos y rosas variopintas; es, durante el día, un verdadero oasis de paz y tranquilidad donde el tiempo parece haberse detenido.

Es el punto de encuentro de turistas y residentes que pueden sentarse en alguno de sus bares y admirar el espléndido paisaje de Monte Baldo, en invierno cubierto de nieve, y la isla del Garda que flota y se refleja en el azul de las olas.

La noche es muy animada, se puede asistir a eventos musicales, visitar exposiciones y  mercados, tomar un helado, un aperitivo en uno de los muchos locali notturni o cenar en un elegante ristorante

Gardone di Sotto y Gardone di Sopra  están unidas por un espacio cargado de magia: el Jardin Botánico. El Jardin Hellen – Hruska se presenta como una colección floral  de carácter continental,  en donde especies de África,  Sudamérica, Asia, Europa y Australia se entremezclan.
Enormes helechos, de los que Osmunda Regalis es la reina, bosques de bambù, bellísimas Primulas del Tibet, lirios  de todos los colores crecen a la sombra de grandes árboles de Cryptomeria japonesa, que se vuelve rosa en otoño aumentando la magia del lugar. Un clásico jardín japonés que invita al visitante a  atravesar el puente, cerca del cual, florece una extraordinaria rosa banksiae de flores amarillas.
La zona rocosa, fielmente reconstruida con  rocas dolomitas o de granito, precipicios, cañones, fisuras, arroyos y riachuelos, alberga la flora montañosa al completo con placas con el nombre científico de las especies, que hacen del paseo una ocasión para aprender

Además se pueden admirar  esculturas indias y  marroquís en armonia con instalaciones  de Roy Lichtenstein, Susanne Schmögner, Mimmo Paladino e Keith Haring. 

Síganos en nuestras redes sociales