Buceo

Buceo

Buceo

Los lagos lombardos esconden en sus fondos riquezas por descubrir y ofrecen atractivos escenarios en todas las estaciones del año.

El fondo del Lago di Garda preserva auténticos tesoros por explorar, como navíos de guerra hundidos y antiguas embarcaciones que datan de la época del dominio veneciano. En la profundidad de sus aguas, durante el buceo, se descubren también joyas naturales y artísticas como la gran cantidad de peces percas, lucios europeos y lotas, o bien las ensenadas de Tempesta, las escarpadas paredes de Calcarolle y la estatua del Cristo Silente, a 15 m de profundidad.

El Lago Maggiore representa un verdadero paraíso natural donde es posible practicar innumerables deportes acuáticos, entre los cuales el buceo.  La ribera lombarda ofrece bellas e interesantes inmersiones a lo largo de algunas paredes que se hunden casi verticalmente con vistas apasionantes. Son numerosas las estructuras que ofrecen cursos de buceo dirigidos a deportistas de todos los niveles.

La conformación del Lago d'Iseo, muy diversificada, ofrece varios puntos de partida para buceo de cualquier nivel. En sus aguas es interesante admirar las paredes de Punta Corno, con sus gradas llenas de historia, o bien las viejas Canteras de Pilzone, con las paredes lisas que descienden suavemente, luego la Strada Romana, que desde la isla de San Paolo sube hacia Monte Isola, y las paredes de la Isla de Loreto.

Síganos en nuestras redes sociales