Que hacer en las montanas lombardas

Que hacer en las montañas lombardas

Que hacer en las montañas lombardas

El Val Brembana ofrece decenas de pistas para esquiar o hacer esquí de fondo, itinerarios de esquí alpino muy interesantes y zonas dedicadas a la práctica del snowboard.  Entre las estaciones de esquí más conocidas destacamos Foppolo, Piazzatorre (donde se practica también  hockey  sobre hielo), Carona y Valtorta.  Especialmente equipado el Centro dello sci nordico della Conca dell'Alben (el centro de esquí nórdico) así como el Colle  que permite esquiar bellísimas  pistas a lo largo de decenas de kilómetros de fácil y media dificultad  integrados en un espléndido escenario paisajístico.

El Val Seriana – Val de Scalve tiene también más de 100 km de pistas, decenas de remontes y panoramas de postal. Pistas para los más pequeños adecuadas para aprender a esquiar y pistas técnicas para los más expertos; pistas de esquí de fondo; refugios de alta montaña con solárium  para disfrutar de un descanso rodeados de los Pre alpes Orobies;  recorridos con las raquetas de nieve y esquí alpino para todos los niveles; excursiones en moto-nieve  a la luz de la luna. Los principales  teleféricos/remontes se encuentran en  Spiazzi di Gromo, Lizzola, Monte Pora, Monte Purito y Presolana.

El  Val Camonica es un paraíso de la naturaleza. En su interior se encuentran los Parchi dell'Adamello y dello Stelvio (parques) ideales para hacer bellísimas excursiones  y  las famosísimas estaciones de esquí como Ponte di Legno-Tonale, Corteno-Aprica, Borno y Montecampione  todas  con óptimas instalaciones de remonte.
 Valsassina con el Piani di Bobbio y el Piani delle Betulle (llanuras) constituye un resort invernal de lo más interesante para quién se acerca a la nieve por primera vez y desea aprender todos los secretos de un descenso perfecto, pero también para los que quieren pasar unas agradables vacaciones de puro relax en un lugar virgen. 

La Valtellina con más de 400 km de pista para el esquí alpino, 200 km para el esquí nórdico, snowpark y baby park,  refugios donde relajarse y escuelas de esquí profesionales para adentrarse al mundo de la nieve con toda seguridad, es considerada la reina de la montaña lombarda.  El  territorio cuenta con lugares de fama internacional como Livigno, Bormio, Santa Caterina Valfurva, Valdidentro, Valdisotto, Aprica, Teglio, Chiesa Valmalenco y Valgerola.

 Para los amantes del snowboard no faltan espacios acondicionados  y un snowpark,  así como para los fondistas están disponibles más de 200 km de pista;  53 refugios y restaurantes en las pistas, 50 centros para el alquiler del equipo y 30 escuelas de esquí completan la oferta. En la  Valtellina se puede esquiar todo el año,  pudiendo contar con las espléndidas pistas de Stelvio, considerado "la universidad del esquí", que de mayo a noviembre  son lugar de entrenamiento para los campeones así como las bajadas de los apasionados del deporte que aunque sea verano, no quieren renunciar a la nieve.

Síganos en nuestras redes sociales