Vanzago

Vanzago

Vanzago Flickr_Edoardo Forneris

La primera regulación de protección del "Bosque Wwf di Vanzago"  fue la de "Reserva local" en febrero de 1979, mientras sucesivamente, en marzo de  1985, la zona fue clasificada como  "Reserva natural parcialmente forestal y zoológica". La reserva, desde un punto de vista geológico, está de hecho constituida por sedimentos de gravilla y arenas acuíferas del cuaternario. El clima es de tipo continental moderado, típico de la llanura padana  y está caracterizado por fuertes oscilaciones térmicas anuales: los inviernos son duros y los  veranos calurosos.

Todo este conjunto de condiciones geológicas y climáticas han permitido que se desarrolle un bosque de hojas anchas  caracterizado por la asociación vegetal original de roble inglés-roble-carpe.  El oasis está estructurado en tres áreas concéntricas, la más interior, el verdadero corazón del bosque, está protegida por un muro  para  proteger la tranquilidad de las plantas y los animales, la segunda, vallada con redes metálicas y una externa, abierta sin ningún limite que se puede recorrer a pie o en bicicleta.  Todas estas tres zonas están caracterizadas por la combinación de zonas de prados, campos cultivados, zonas de bosque de grandes árboles, bosquecillos, zonas vírgenes, lagos, todos ambientes naturales característicos de la llanura padana.

El bosque, que es el  ecosistema más valioso del oasis, está representado por robles ingleses y robles comunes (de los que algunos ejemplares son centenarios), castaños, abedules, carpes, arce azucarero y también numerosas falsas acacias. El sotobosque está formado por endrinos, avellanos, saúcos, cerezos salvajes,  espinos blancos,  helechos de diversas variedades, lirios del valle, y centenares de otras especies herbáceas.

Todos estos ambientes son vivienda de numerosas especies: entre los mamíferos distintos al corzo, animal símbolo de la reserva, se puede encontrar  liebres,  conejos salvajes,  garduñas, el zorro, el tejón y el erizo; las zonas de bosque más densas  hospedan  a característicos pequeños roedores como el lirón careto, el lirón común y el lirón castaño. Más evidentes son los pájaros, depredadores nocturnos y diurnos, patos, garzas y numerosos  paseriformes, que utilizan el oasis  como lugar de migración, de parada,  de pasto y  de anidación.

Finalmente, hay algunas variedades de reptiles, anfibios ( entre los que está el raro galápago europeo), insectos y peces. Las visitas son guiadas y tiene lugar el sábado y el domingo; para grupos escolares toda la semana con reserva.

Síganos en nuestras redes sociales