Parco di monza

Parco di Monza

Parco di Monza

Junto a los Jardines Reales de Monza, el Parque de Monza, forma parte  de un complejo de inestimable valor paisajístico e histórico.  Se instituyó en 1805 en los terrenos al norte del Palacio y de los Jardines Reales (ya existentes desde 1777) por voluntad del emperador Napoleón,  el objetivo inicial era hacer  una granja agrícola modelo y una reserva de caza. 

En el Parque de Monza  uno no solo puede encontrar diversas especies de plantas y animales, sino también  edificios construidos en su interior y algún puente. Muchas son las infraestructuras agrícolas, en su mayoría cortijos, pero también hay  tres molinos, de los que uno está habitado,  otro en alquiler agrícola y el último está presente sólo como edificio monumental.

A pesar de no seguir con la función de granja agrícola modelo que lo caracterizaba, dicha función contribuye a que este parque  sea único.

Hoy el parque se mantiene vivo gracias a los numerosos visitantes, tanto quienes lo eligen como lugar donde trascurrir momentos agradables, relajantes o divertidos, pero sobre todo  a los miles de personas que cada día a cualquier hora y en cualquier estación lo utilizan para hacer deporte, solos o en pequeños grupos, de tal modo que han hecho nacer el proyecto Deporte en el Parco.

Existen también cinco itinerarios del parque para poder experimentarlo al máximo o para descubrir los secretos más fascinantes de la naturaleza, la arquitectura y las leyendas,  que satisfacen a los visitantes más curiosos y exigentes e hipnotizan a los niños al oír hablar  de gnomos, brujas y caballeros.

Síganos en nuestras redes sociales