Ciudad de mantova y sabbioneta

Ciudad de Mantova y Sabbioneta

Ciudad de Mantova y Sabbioneta Fotolia

El 7 julio de 2008 las ciudades de Mantova y Sabbioneta se convirtieron en Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO, dos ciudades distintas, pero para la UNESCO un único patrimonio mundial. Estas dos ciudades son consideradas como las dos caras de la misma moneda, constituyen de hecho dos etapas importantes de las acciones urbanísticas de la familia Gonzaga dentro de sus dominios. Visitando Mantova y Sabbioneta se descubre un territorio modelado en busca de la forma urbanística perfecta, expresión de la grandeza de los Gonzaga.

Sabbioneta es una ciudad de nueva fundación, uno de los mejores ejemplos de ciudad ideal construida en Europa, gracias a sus muros defensivos, al trazado hipodámico de sus calles y a la distribución de los espacios públicos y de los monumentos. Mantova sin embargo es un ejemplo admirable de transformación de una ciudad existente, cuya distribución urbana se cambio en el Medievo para seguir los ideales renacentistas. Algunos de los más importantes artistas italianos han contribuido a la construcción de esta ciudad, entre los que destacan Leon Battista Alberti, Luca Fancelli, Andrea Mantegna y Giulio Romano para Mantova, Vincenzo Scamozzi y Bernardino Campi para Sabbioneta.

Mantova y Sabbioneta conservan todavía hoy sus particulares características urbanas, además de numerosas obras de arte que son emblemáticas del Renacimiento y útiles para la reconstrucción histórica de la cultura europea.

Síganos en nuestras redes sociales