Que hacer en mantova

Que hacer en Mantova

Que hacer en Mantova

En los alrededores no hay que perderse de ninguna manera  Sabbioneta, ciudad  ideal diseñada por el príncipe mecenas Vespasiano Gonzaga en 1556, y construida siguiendo una planificación urbana que tiene en cuenta la visión moderna y funcional del Renacimiento. Es patrimonio de la Unesco junto a la ciudad de Mantova, desde 2008. Bellísimo el  Palacio Ducal  con  el gran pórtico de mármol blanco y el Teatro all'Antica, `primer ejemplo de teatro independiente de Europa. Otros pueblecitos conservan  restos de la residencia de los Gonzaga como Revere, Castel Goffredo y Pomponesco.

Los Mantovanos  poseen algunos de los pueblos más bellos de Italia como  Castellaro Lagusello,  pequeño pueblo fortificado integrado en un ambiente virgiliano al que se accede a través de una gran puerta  que tenía hasta el Setecientos de un puente levadizo y   San Benedetto del Po con la Abadía de Polirone, también llamada "cluny lombarda".

Canneto sull'Oglio  es el  pueblo de los juguetes:  aquí se  encuentra el conocido Museo del Giocattolo  donde se exponen más de 1000 piezas como muñecas, caballos de madera, carros, títeres , coches de lata, juegos de construcción y marionetas.  

La zona es ideal para los amantes de la bicicleta, de hecho la red de carriles bici es muy extensa y adaptada a ciclistas de todos los niveles, desde principiantes hasta expertos. De extrema belleza desde el punto de vista paisajístico y cultural, la ciclovia Mantova – Peschiera: un recorrido ciclo turístico de 42,5 km  adaptado a las familias con niños que sigue el curso del río Mincio  llegando hasta el Lago de Garda.

 Para quién desea  hacer compras, una parada obligatoria es el Mantova Outlet Fashion Distrito de Bagnolo San Vito  donde se podrán encontrar  prendas de vestuario  de grandes marcas con buenos descuentos y no solo eso.

La calabaza es  la reina de la gastronomía mantovana. A partir de este ingrediente base se preparan los deliciosos tortelli, los panes,  las albóndigas y la fritura. Otros platos típicos son el   risotto a la mantovana, la pasta con judías y salchichas  y el estofado a la mantovana.

El dulce símbolo de Mantova es la Torta Sbrisolona o Torta de las tres tazas, ya que requiere igual cantidad de harina blanca, harina amarilla y de azúcar, empíricamente medido por taza. La mostaza acompaña los primeros platos y  los segundos de carne.

Entre los vinos más importantes encontramos el  Lambrusco Mantovano  y los vinos de  Colli Morenici del Garda.

Síganos en nuestras redes sociales