Burgo de porana

Burgo de Porana

Burgo de Porana

Porana surge en el corazón de Oltrepò Pavese, a pocos metros de Voghera y perdida en medio de la tranquilidad del campo. Cabe destacar  la Iglesia de San Crispino, parte de un complejo arquitectónico que comprende, además del edificio  sagrado, también la  bellísima Villa Meroni con el anexo parque y jardín a la italiana, el asilo que por desgracia está desde hace algún tiempo en decadencia, el gran corral y las granjas esparcidas por todo el territorio.

La iglesia de Porana, dedicada a San Crispino ,Obispo de Pavia, pertenece al neogótico lombardo y reproduce las características principales del estilo de dicho periodo: arcos ojivales , bóvedas de crucería con nervios, contrafuertes, abundancia de vidrieras de colores, pináculos, chapiteles. El interior de la iglesia de San Crispino es majestuoso y recuerda al estilo de las basílicas,  con arcos góticos y bóvedas de crucería muy decoradas. Recorriendo la nave central, se llega a la zona absidal, iluminada por la luz tenue y teñida por los vidrios de colores de las cinco hendiduras.

Al lado de la Iglesia surge Villa Meroni, inmersa en un gran parque de robles y castaños de indias centenarios  con un bonito jardín a la italiana. La villa, realizada con el  proyecto del Ing. Severino Grattoni que imita la estructura de una antigua vivienda  settecentesca, presenta un brazo principal y dos laterales, delimitando el patio interior, en el que destacan grandes ventanas de arco, que en perfecta sintonía con el estilo sobrio y majestuoso de todo el edificio,  iluminan las salas, las galerías y habitaciones interiores.

El burgo de Porana  está inmerso en el campo oltrepadano. Entre los cultivos típicos de la zona destacan los pimientos, la cebolla y la patata. Solo a pocos kilómetros y el paisaje plano cede el paso a las espléndidas  laderas de las colinas: de las viñas que las recubren, se obtienen los famosos vinosde Oltrepò Pavese.
Entre los platos característicos de la zona está el rissotto con  pimientos, un exquisito primer plato de sabores y colores estivos, las tripas y la salsa boloñesa. Hay que probar la tarta de  calabaza, en el dialecto local se llama nusëtt: además de la calabaza, otros ingredientes característicos son los amaretos, la uva pasa y la fruta seca. 

Síganos en nuestras redes sociales