Estacion central

Estación Central

Estación Central

La Estación Central de Milán, inaugurada en 1931, es una de las principales estaciones ferroviarias de Europa, la segunda estación italiana por tamaño y por tráfico. Recibe, aproximadamente, 600 trenes por día, dos líneas de metro, el enlace subterráneo cercano y las terminales de distintas líneas de autobús y tranvías urbanos.

La Estación Milán Central es el nudo ferroviario de conexión más importante, tanto para los arribos nacionales como para los internacionales, y es punto de llegada de los autobuses provenientes de los aeropuertos de Linate, Malpensa y Orio al Serio.

Asomada sobre Piazza Duca d'Aosta, en pleno centro de la ciudad, Milán Central se presenta con un pórtico abierto con arcos, decorado con estatuas y adornos, que conduce a la Galería, de casi 28 metros de altura, de donde se accede al salón de la taquilla.

La estación no tiene un estilo arquitectónico definido, sino que es una mezcla de varios estilos, en particular, Liberty y Art Deco, combinados con la monumentalidad de la arquitectura fascista.

Del salón de la taquilla parten 2 grandes escalinatas que conducen directamente a la Galleria delle Carrozze, con los andenes de donde parten los trenes.

Dentro de la estación se ofrece una vasta gama de servicios y lugares para comer, pero sobre todo tiendas de todo tipo, desde indumentaria y accesorios hasta tiendas de hi-tech, para el bienestar y la salud y librerías. Lugares donde pasar el tiempo entre un viaje y el siguiente, pero también verdaderos puntos de referencia para las compras y las necesidades de los habitantes de Milán o de los tantos viajeros diarios que se encuentran de paso en la Estación Central.

Una curiosidad: cerca de Milán Central es posible ver el famoso rascacielos Pirelli o Pirellone, el edificio más alto de Europa.

Síganos en nuestras redes sociales