Jardin botanico cascina rosa milano

Jardín botánico Cascina Rosa – Milano

Jardín botánico Cascina Rosa – Milano

El huerto botánico Cascina Rosa  fue oficialmente inaugurado el 19 septiembre de 2001,  de la restauración de una granja abandonada y la maleza de alrededor.  El terreno ha tenido un gran desarrollo con la donación del terreno por parte del Municipio de Milán, a la Universidad, que ha contribuido después a nivel operativo,  promoviendo las operaciones necesarias para su desarrollo.

El área verde de  Cascina Rosa representa el intento de combinar  la cotidianidad  de un espacio público con la vanguardia de centro de  investigación, sin igual en Italia. El resultado es un espacio  poli funcional  que se podría definir «en muchos niveles»:  para el estudio y la cultura en general, pero también para el relax y la socialización. El huerto es de hecho  muy frecuentado  no solo por  estudiosos y trabajadores que se ocupan de sus tareas, sino también por estudiantes en busca de  relajantes descansos y de ciudadanos del barrio. El área de Cascina Rosa está estructurada en un kilometro de recorrido que delimita el espacio  lleno de esencias naturales típicas lombardas.  Las plantas que  aquí se encuentran son de varios tipos y  todas cuentan con un panel  explicativo  que indica el nombre y la especie; entre ellas destacan las azaleas, las camelias, los abetos y robles -  plantas silvestres y cultivadas en Lombardía, y su verduras; especies autóctonas como el sauce nativo , y otras, como el avellano de  Japón, importado en la Edad Media para embellecer nuestros jardines.

Un pequeño arroyo  y un estanque  en medio del verde  han permitido enriquecer  la colección de plantas con especies acuáticas  típicas lombardas así como ornamentales. El verdadero punto fuerte del Jardín Botánico de Cascina Rosa son seguramente los invernaderos: tres estructuras de vanguardia como pocas hay en Europa  y que facilitan un destacado trabajo de investigación. Los invernaderos albergan también una significativa colección compuesta de 1500 ejemplares de  plantas «jugosas», recientemente donadas por un ciudadano milanés.  En 1948  el director de cine De Sica  eligió la zona entre el distrito y la finca Cascina Rosa  como conjunto de exteriores para el rodaje de su película Miracolo a Milano.

Síganos en nuestras redes sociales