Castillo Sforzesco

Castello Sforzesco

Castello Sforzesco

El Castello Sforzesco se encuentra entre los monumentos más representativos y populares de Milán. En el curso del tiempo, ha vivido diversas y complejas trasformaciones con varias funciones: fortificación defensiva, residencia, barracón militar, sede de museos e instituciones .

En virtud de las evidentes estructuras de carácter defensivo, han sido frecuentes los asedios, las demoliciones, y las sucesivas reconstrucciones de alguna parte durante la dominación francesa, española y austriaca.

Las vivencias del Castello Sforzesco se desenvuelven en el amplio marco de la historia de la ciudad, a partir del primer núcleo que data del 1358-1368 y fue denominado Porta Giovia en los tiempos de Galeazzo II Visconti, que utilizó el Castello Sforzesco como vivienda en sus estadías milanesas, pero también y sobre todo como defensa militar. Filippo Maria Visconti elige el Castillo Sforzesco como residencia, prosiguiendo en la actividad de consolidación y construcción de un auténtico fuerte. Más tarde, fue sobre todo Francesco Sforza, convertido en señor de Milán en 1450, quién dio gran impulso a la reconstrucción del edificio, dañado gravemente entre 1447 y el 1450.

Hoy el Castello Sforzesco es sede de los Civici Musei (museos públicos) y desde 1896 alberga una de las más grandes colecciones artísticas de la ciudad.
En su interior, hay que visitar el Museo de Arte Antigua, que alberga la última obra de arte de Michelangelo, la Pietà Rondanini; la Pinacoteca que exhibe 230 obras de gran prestigio de la pintura italiana del XIII al XVIII siglo con particular atención a la producción lombardo veneta; el Museo de los Muebles y de las Esculturas de Madera, con muebles del XV siglo al XIX siglo; la Colección de Arte Applicata; el Museo de los Instrumentos Musicales; el Museo de la Pre- historia y Protohistoria; el Museo Egipcio y la Sale Viscontee, escenario de exposiciones y muestras temporales.

Finalmente, en el Castello Sforzesco tienen sede algunos importantes archivos y bibliotecas, como la Biblioteca de Arte, el Archivo Histórico, la Biblioteca Trivulziana, la Biblioteca Arqueológica y Numismática, C.A.S.V.A., la Colección de Publicaciones Achille Bertarelli, el Archivo Fotográfico y la Raccolta Vinciana. Con una visita guiada a las almenas del Castello Sforzesco se puede admirar desde lo alto toda la estructura del Castillo y en particular la Corte Ducal, y un paseo por la tarde permite ver el Castillo iluminado.

Síganos en nuestras redes sociales