Duomo de crema

Duomo de Crema

Duomo de Crema

El Duomo de Crema, dedicado a Assunta, se eleva en un lugar antiquísimo, donde ya se había construido en el siglo XI un duomo; destruido después por Barbarossa en 1160. La catedral actual fue reconstruida entre 1185  y 1341 en estilo cisterciense,  añadiendo más tarde frescos votivos.
El campanario  fue construido entre el  siglo XIII y el siglo XIV.
El  Duomo  está  caracterizado por una fachada  bastante fina  que termina en campana con una galería, mientras que la puerta está decorada con un montante de abanico, que pertenecía probablemente al anterior duomo, que tiene un grupo de estatuas que representan a la Madonna con el Bambino  flaqueada por dos Santos. El bellísimo rosetón  está realizado en mármol.
En el interior se encuentran tres naves de cinco arcadas, con una parte absidal con la forma típica de arquitectura cisterciense. Muchas son las obras de arte que admirar en el interior del Duomo de Crema,  pero el verdadero corazón de la catedral es el Crocifisso miracoloso, que fue salvado del fuego al que  arrojó  un soldado gibelino  y desde aquel momento es muy venerado por los habitantes de Crema.

Síganos en nuestras redes sociales