Villa olmo

Villa Olmo

Villa Olmo

A la sombra de un olmo colosal, que la leyenda cuenta que fue plantado por Plinio il Giovane, surge una suntuosa villa neoclásica, llamada así por ese motivo. El gigantesco olmo ya no existe, pero Villa Olmo permanece y no deja de maravillar a sus visitantes. Esta villa ha albergado a personajes ilustres como Napoleón y Garibaldi y no sorprende, dada su extraordinaria belleza.

En el exterior, la estructura se presenta simple pero al mismo tiempo majestuosa, con la estructura central neoclásica que data de finales del setecientos y las alas más tardías en perfecta armonía; sin embargo la rigurosa fachada exterior con sus líneas pulidas introduce al visitante en un ambiente interior lleno de frescos, toques de oro, estatuas y estucos, flanqueados con arte para dejar sin aliento a quien los admira.

El entorno en el que se encuentra Villa Olmo no es menos: delante de la villa se presenta ante nuestros ojos, el panorama del Lago di Como, enmarcado entre las colinas y el contorno de Como, y un tranquilo jardín decorado con una fuente del escultor Odofrechi. El parque alberga además un pequeño templo neoclásico y un arroyo que con el sonido relajante de sus aguas, contribuye a la magia del lugar, justo a 10 minutos de camino del centro de Como.

Hoy la villa, mandada construir como residencia estiva por los marqueses de Odescalchi y encargada al arquitecto Simone Cantoni, es propiedad del municipio de Como y alberga eventos y muestras de arte.

Síganos en nuestras redes sociales