Villa lechi

Villa Lechi

Villa Lechi Merighi

El contorno de Erbusco está fuertemente caracterizado por la imponente construcción de estilo palladiano de Villa Lechi que fue probablemente mandadad edificar, hacia el final del siglo XVI , por los Martinengo y que es, arquitectónicamente la más singular entre las villas de Franciacorta.

El palacio, situado en la cima de una colina, presenta una característica planta en "U", con un patio interior en el que se abre un pórtico de 11 arcadas centrales y 9 arcadas para cada una de las dos alas , y muestra toda su austera solemnidad en la imponente y refinada puerta de entrada, de clara huella seicentesca. La puerta es un himno a la piedra de Sarnico y al almohadillado. Como cierre del jardín a la italiana, separado del boulevard central, se distribuyen - señaladas por dos obeliscos – dos balustradas de piedra, formadas por cuatro espacios con pequeñas columnas prefabricadas decoradas con pinos y vasos de flores.

En el cuerpo central de la villa, en el piso bajo, hay varias puertas con jambas de piedra, de modelo cinquentesco.

Desde el amplio salón central, donde encontramos una gran chimenea de mármol occhialino, salen ocho salas, cuatro en cada parte, en perfecta simetría.

Después, como continuación de los pórticos de las alas, se abren dos vestíbulos. En las dos alas, siempre en simetría, dos escaleras, una frente a la otra, suben con dos rampas, en el extremo del pórtico central. Tras los vestíbulos, se abren dos salas en cada lado; las de poniente muestran adornos del periodo romántico.

El gran claustro del piso superior nos recuerda el estilo de las villas palladiane; la balaustra con pequeñas columnas pasa por cada una de las once secciones, con columnas dóricas.

Desde el salón central, se distribuyen las habitaciones, decoradas de varias épocas. En las puertas, que conservan las jambas cinquecenteschi, se reproducen los escudos de la familias que, durante los siglos, fueron propietarios de la villa (Martinengo, Fenaroli, Avogadro, Valotti, Bettoni Cazzago e Lechi).

En el prado frente al palacio, había casas, que fueron destruidas y sustituidas por el espacio verde que se abre sobre el amplio panorama del Monte Orfano.

Síganos en nuestras redes sociales